Terapia Cognitivo – Conductual

“Un patrón de pensamiento provocado por una creencia negativa conduce a acciones destructivas para sí y para su entorno.”

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una forma de tratamiento psicológico orientada a la acción en la que el terapeuta y el paciente trabajan para identificar y resolver problemas. Esta terapia asume que los patrones de pensamiento erróneos causan emociones negativas y por lo tanto, conductas problemáticas.

Para su mejoría, se utilizan técnicas que corrigen las distorsiones del pensamiento y como consecuencia la modificación del comportamiento y el estado emocional para que el individuo mejore su habilidad de enfrentar los desafíos que le presenta la vida y el mundo.

El trabajo en las sesiones consiste en focalizar una problemática particular, identificar la creencia limitante para modificarla mediante técnicas adecuadas.

Se trata de una terapia específica, orientada a objetivos, enfocada en el presente inmediato, con intervención activa de terapeuta-paciente y por lo tanto, de tiempo limitado.